Programas del corazón…¡fuera!

Como se muestra en el título de la entrada, estoy totalmente en contra de este tipo de programas.

Hagamos una crítica razonable para ver qué tienen de malo ( o de bueno, si es que se puede sacar algo bueno de este tipo de “programas”). Creo que empezaré por lo “positivo” , ya que acabaré rápidamente; los motivos en contra, desde mi punto de vista, son más amplios.

Si se observa desde el lado bueno, los programas del corazón dan dinero para comer a la gente, otra cosa es, qué tipo de personas son las que comen con ese dinero sacado de vida de famosos. Si la gente que trabaja en ese tipo de programas y le gusta, ¡ole sus huevos! porque hay que tener muy poca moral para hacer programas de ese tipo: criticando a la gente, metiéndose en vidas ajenas…¿Por qué no te metes en tu asuntos? Pero también hay que tener en cuenta a los “personajillos” que andan sueltos cada día por las platós de estos programas, ¡por que menuda tela tienen algunos!

Bueno, como se ha podido comprobar, he añadido parte de la crítica a estos programas en lo anterior escrito. Vayamos con el plato fuerte ahora: Me parece una gran pérdida de tiempo observar como 4 “periodistas”(si se les puede llamar así, porque viendo el “arte” que presentan ante las cámaras, dan que pensar a los pobres estudiantes de verdad que se dedican a Periodismo) persiguen a los famosos (que en realidad muchos de ellos no saben ni porqué son famosos, al menos eso pienso yo, o que ni siquiera han hecho nada que sea de verdad importante) todo el día. Cuando supuestamente tienen una “exclusiva” resulta que al mostrar el vídeo de la exclusiva, lo único que oímos es un : “Sin comentarios”.

Hablemos ahora de la palabra famoso. Se debería de considerar famosos a personas que han hecho algo por la humanidad, algo realmente importante. ¿Qué han hecho de importante Aida Nizar, Poxolo, Jesulín de Ubrique, La Campanario, Belén Esteban…y demás calaña? ¿Consideramos algo importante matar a seres vivos como son los toros? ¿Nos importa el número de amantes que ha tenido la ex mujer del torero? Y espera! que ahora voy con Aida…A esta sí que hay que tenerla en cuenta, pero para salir corriendo antes de que se te acerque y te pegue cualquier cosa! Porque vaya tela con esta “señora”. Lo poco que la he visto en la tele, he dicho: ¿ Por qué esta mujer sigue suelta por el mundo? ¡Enciérrenla, por favor! A ella, y al resto de personajes horribles que andan por las calles de nuestro pais.

Creo que queda clara mi posición frente a este tipo de tele-basura. Gracias por vuestro tiempo.

Anuncios

Reflexiones…

Llevo mucho tiempo pensando sobre mi vida, y después de tantos pensamientos, tantas neuronas, no sé cuales son las respuestas de algunas de esas preguntas que llevan tanto tiempo rondando mi cabeza. Algunas encontraron su solución (algunas eran buenas, otras eran malas) pero al fin y al cabo, se resolvieron.

Pero hay otras que siguen rondando mi cabeza, y no sé a donde llegarán a parar esas preguntas, no sé cual será su solución. La vida es un misterio… Una mañana te levantas con una cara sonriente, con unas energías increíbles, y tal vez, 4 palabras, puedan arruinar ese día que parecía tan magnífico…También puede suceder al revés (lo malo es que esas ocasiones son más extrañas) y alegrarte el día tanto como si fuera el anuncio de los donuts, donde todo cambia y empieza a ir de maravilla.

Como todos, yo también tengo misterios en la vida, y algunos sin resolver. Sigo preguntándome ciertas cosas, actos que me pregunto cómo hubieran afectado a mi vida, qué hubiera cambiado si hubiera actuado de aquella manera o de la otra. Siempre hay cosas que nos atormentan, a mí, me atormenta no saber que va a pasar con mi vida a veces… Ahora mismo no puedo quejarme (por ahora, ¿quién sabe cuando cambiará la situación) pero también pienso que el ver los cambios que se producen en la vida, nos ayuda a seguir viviendo. Es esa pequeña intriga que se nos queda en el cuerpo la que nos hace despertarnos cada mañana pensando: ” ¿Qué me ocurrirá hoy?” y tratamos de pasar el día conforme nos gustaría que pasara…

En fin, mi mente está reflexiva hoy, espero no aburrir muxo.

Thanks! Xauuu

Belleza Maldita….

Sus manos eran tan frías, que el hecho de tocarse los brazos le producían escalofríos.

Su piel era tan blanca como un copo de nieve que aún no rozó el suelo.

El color de su pelo era de un negro azabache único en el mundo.

En sus ojos se mostraba la desdicha de alguien que nunca había sido amada.

Era su condena, el precio por haber elegido la belleza infinita, la que ningún ser podría llegar a alcanzar nunca.

Y sin embargo, ella se maldecía cada día que despertaba, por ver que siempre estaría sola, desdichada.

Siempre pensaba que un pacto con el mismo diablo hubiera sido mejor que aquella condena. 

El acantilado donde siempre estaba era su único hogar, donde nadie podía alcanzarla. Nadie sería capaz de amarla, nadie tendría el valor de llegar hasta ella y entregarle su amor eternamente. Todos los que lo habían intentado, acabaron huyendo. Sólo encontraban imperfecciones en sí mismos y se volvían locos.

Uno de aquellos tristes días, alguien llegó hasta ella:

-Un sitio muy hermoso para contemplar sola, ¿no crees?- dijo mientras se sentaba a su lado.                                                                                     -Nadie sabe admirar la belleza de las cosas hermosas en compañía- respondió ella sin ni siquiera mirar a su acompañante.                              -¿Qué es lo que hace que una chica tan hermosa esté tan sola en este lugar tan abandonado?                                                                                    -¿No me ves?- dijo ella indignada.- Nadie se atreve a sentarse aquí junto a mí, en silencio, y decirme con una mirada todo lo que mi corazón espera oir.                                                                                                                                                                                                                                         – Sí que te veo, sino no estaría sentado junto a tí.- respondió él.                                                                                                                                              – ¿Cómo llegaste hasta aquí?                                                                                                                                                                                                          – Mi corazón se estaba rompiendo al escuchar tu llanto.- respondió él agarrando una de sus manos, esas manos que siempre habían sido de hielo. – Todos dicen escuchar mi llanto, por eso vienen. Cuando me ven, se quedan muy sorprendidos ante mi belleza, pero yo vendería mi alma con tal de ser alguien normal, alguien imperfecto.- bajó su mirada hacia el mar.                                                                                                                               – No deberías atormentarte por eso. Yo he sentido tu dolor, no ha sido tu belleza lo que me ha traído hasta aquí. Eres preciosa, pero tu belleza interior ha sido lo que ha cautivado mi alma. Cada lágrima que resbalaba por tu rostro, me hablaba de tí, al igual que lo está haciendo ahora, y nunca he visto a nadie tan bella como tú, dejando a parte tu exterior, tienes una belleza interior incomparable, por eso he venido.                        -No te creo- se levantó de repente. – Todos me dicen cosas bonitas cuando llegan aquí, y después, lo único que hacen es volverse locos porque no aguantan mi maldita perfección.                                                                                                                                                                                                 -Sé que nunca has sido feliz, lo siento en tus latidos. Dame la oportunidad de demostrarte que tu belleza no me volverá loco, y que la única locura que saldrá de esta conversación son palabras sinceras de amor. Déjame tu mano.- dijo dirigiéndola hacia su pecho. – Siente el ritmo acelerado de un corazón que ama de verdad, no amo tu físico, amo tu belleza interior. Eso es lo que nos hace bellos, lo que nos hace vivir, sentirnos bien con nosotros mismos. Tu belleza es tan grande que la misma luna parece fea comparada contigo. Tu dolor está matando esa belleza, deja que se vaya y aprende a vivir con una sonrisa en esa hermosa cara.                                                                                                                                                        Ella esta muy sorprendida ante aquellas palabras tan profundas. Aquellas palabras las estaba esperando desde hacía mucho tiempo, y no esperaba que llegaran nunca.                                                                                                                                                                                                         – Nunca nadie me había dicho algo tan hermoso.-dijo ella al fin.- Nadie había hecho algo así por mí durante todo este tiempo…                                 – Lo sé. Espero poder ayudarte a ver que hay personas que saben ver más alla de una cara bonita o de un cuerpo bonito. Tú posees mucho más que esas cualidades: tu alma es hermosa. Ahora está triste, pero si me dejas, haré que el hielo que anida en tu corazón desaparezca, y sientas que puedes volver a amar alguien, sin miedo a que su locura acabe con él.                                                                                                                          -¿Y como vas a hacer eso?- preguntó ella intrigada.                                                                                                                                                                   – Sólo necesito que confíes en mí y cierres los ojos.                                                                                                                                                                   Ella cerró los ojos y esperó. Cuando quiso darse cuenta, los labios de él estaban rozando los suyos, tan delicadamente, que pensó que se moriría si no la besaba ya. Cuando él rozó sus labios de nuevo, ella le abrazó, y se fundieron en un beso que duró eternamente mientras una lágrima resbalaba por su rostro, pensando que, al fin, era amada de verdad…