ADOLESCENCIA

A medida que vamos creciendo, vamos cambiando, tanto físicamente como psicológicamente.

Quizás una de las etapas más “difíciles” es la Adolescencia, no solo para los adolescentes, también para los padres. Generalmente se la considera entre las edades de 13 a 19 años, pero depende de diversos factores.

 Para los adolescentes, es un momento de cambio importante, de maduración, de “búsqueda de sí mismo”, de querer comerse el mundo en un instante, de llorar, de reir, de conocer gente, de problemas, de situaciones difíciles. El mundo se presenta como un juguete para un niño pequeño, tienen que explorarlo todo, descubrir el mundo, sentir que pueden controlar su vida, que son capaces de conseguir lo que se proponen.

Es una época de salir con los amigos por la noche, y esto con lleva los consabidos problemas con los padres: la hora de llegada. Ellos quieren disfrutar cuanto más mejor, y los padres, quieren y están preocupados porque sus hijos lleguen de una sola pieza, y sin ninguna sustancia ajena a su metabolismo. Es en estas edades (14/15/16) cuando empieza el coqueteo con las drogas, el tabaco y el alcohol.

Está claro que hay que salir a divertirse, siempre y cuando, se tenga bien claro lo que se hace (uno puede beber, pero con moderación, y con esto me refiero a que, si una persona dice: “yo estoy bien” y lleva como 5 litros de alcohol en sangre, por muy bien que diga que se siente, está claro que no se encuentra en condiciones de decir cómo está).Si un adolescentes se junta con personas mayores que él, se dejará influenciar por los actos de ellos; hay que tener en cuenta las personas que se seleccionan en un grupo de amigos, sus formas de ser, sus gustos, y claro está, los posibles problemas (drogas, alcohol,etc…) que acarrea dicha amistad.

 Para los padres, esta edad es un “sin vivir”: problemas por las horas de salida, preocupaciones por lo que estarán haciendo sus hijos, las compañías que tienen, y mil cosas más que pasan por sus cabezas. Saben que ellos también fueron jóvenes y se divirtieron, pero está claro, que el salir por la noche, no es lo mismo que hace 20 años, el mundo cambia, y la forma de vivir de las personas, también.

Por lo tanto, hay que ser comprensivos en las salidas de los hijos (hasta cierto punto, cada edad tiene sus límites) y dejarles ver que confiamos con ellos si ellos se muestran responsables de sus actos y no actúan de manera irresponsable.

Anuncios

AMISTAD

caraposa8xf.jpg

En el Planeta Tierra, actualmente vivimos 6.477 millones de personas (click en el enlace para ver la noticia).

Cada una de esas personas se comunica y relaciona con muchas personas, dentre de las cuales, se las puede clasificar como: amigos, conocidos, familiares, compañeros de trabajo, compañeros de clase…

Quiero centrarme en las personas que consideramos amigos. Esas personas que, pese a cualquier circunstancia, se mantienen a nuestro lado apoyándonos en todo, ya sean cosas buenas o malas, y a pesar de todo, siguen a nuestro lado, manteniéndose firmes junto a nosotros.

La imagen me parece acertada para este post: una muestra de ayuda, una muestra de amistad, donde por muy difícil que sea la situación, alguien que nos quiere realmente, se juega por nosotros y nos tiende su mano para hacernos el camino de la vida más fácil y agradable…

Dedicado a esos 6.477 millones de personas (restando a aquellos que no ayudan a vivir, sino que matan)