CADENAS DE E-MAILS

 

Acabo de mirar mi correo eléctronico, y para empezar el día, ya tenía 3 e-mails, 2 de los cuales eran los típicos power-points cuyo mensaje final era: “si no reenvías esta cadena a todos tus amigos en un plazo de 24 horas, tendrás mala suerte en el amor durante 7 años”

¿Quién fue la persona que se aburría tantísimo en su vida para empezar con la chorrada de las cadenasde emails? Una cosa es mandar e-mails graciosos, que eso hasta yo misma lo hago, pero el típico de: “Paz para todos, amor para todos, bla bla bla”es algo que me pone un poco de los nervios.

Yo por ejemplo, cada vez que veo que tengo e-mails, los miro con desgana (hay algunos que me sorprenden, no todos son cadenas, ¡menos mal!) pero el 95% de los e-mails recibidos, son con un miserable power-point que se te quitan las ganas de leerlo si empieza diciendo: “Antes de empezar a leer, pide un deseo, y cuanta hasta 10, si lo reenvias a todos tus amigos, tu deseo se cumplirá” (luego claro, según al nº de personas que le mandes el e-mail, tu deseo se cumplirá antes o después.

Reflexionemos un poco: ¿Alguien de verdad piensa que un e-mail va a cumplir un deseo? ¡Despierten por favor! Lo único que se consigue con estos e-mails de “cumplo-tu-deseo” es saturar la bandeja de entrada de miles y miles de personas con e-mails chorras de este tipo.

Luego también está el típico e-mail que dice lo siguiente al final: “Manda esto X amigos, y luego, pulsa la tecla F6 y el nombre de la persona que te ama, aparecerá en la pantalla” Yo creo que más de una persona y más de dos deben haber acabado con la tecla de su ordenador de tanto pulsarla porque nunca aparece nada. Uno/a va como ingenuo y dice: “Bueno, vamos a mandarlo y a pulsar la tecla, a ver quién sale” Después de haber contaminado la bandeja de entrada de sus amigos, se dispone a pulsar la tecla. Pulsa una vez, pero no aparece nada, pulsa dos, tres, cuatro, cinco veces más… y nada. Ya un tanto mosqueado/a, se separa un poco del ordenador, se levanta como si fuera a irse, pero en un ataque de rabia, vuelve a la carrera hasta el teclado y vuelve a pulsar la tecla a una velocidad de 100 veces por minuto, pero lo único que consigue es lo siguiente:

1) Gastar las fuerzas de su dedo pulsando una tecla que no produce ningún fin.

2) Perder su tiempo en una chorrada de e-mail, que nunca la va a decir quién le ama, para eso hay que salir, quedar con tu pareja (si se tiene) y sino, disfrutar de los familiares, amigos, compañeros, y así es posible que un día te encuentres con alguien que te produzca la sensación de las mariposas revoloteando por la tripa, pero si te empeñas en hacer que un cacharro informático te lo diga, mal vas.

 

En fin, esto es todo por ahora amigos, seguiremos informando en próximas ediciones

Anuncios