BUSCANDO EL RUMBO

Es la 1 de la mañana y yo estoy aquí, sin sueño, y con muchas cosas rondándome por la cabeza, aunque la cosa se puede resumir en la siguiente frase: “Malos momentos”.

Está claro que el mundo cambia constantemente, y las cosas nunca van a seguir igual que como las conocí hace días, semanas, o incluso años. Todo cambia. El mundo está en constante cambio. El problema es que hay cambios a los que es duro acostumbrarse, y ese es mi problema: no soy capaz de acostumbrarme a este cambio que poco a poco, va empujando a la “normalidad” que se había acomodado tranquilamente en el sofá de casa.

Mi cabeza no para de repetir escenas, palabras, pensamientos… y todo me hace volver al principio, donde las cosas estaban bien, pero sólo aparentemente.

Sólo espero que que esto pase lo más rápido posible y sin más daños, que ya hay demasiado dolor en el ambiente como para sumar más…

Anuncios